Razas de perros

Según algunas teorías el perro (canis lupus familiaris) fue el resultado de la domesticación de animales salvajes, como el lobo, el coyote, el chacal e incluso hasta el zorro, que al tener escasez de alimento se acercaban al humano en busca de las sobras que éstos dejaban, luego de varias generaciones de adaptación al humano se fueron produciendo los cientos de razas de perros que vemos hoy en día.

Una de las teorías más aprobadas sobre el origen del perro, como subespecie del lobo.

El perro (Canis lupus familiaris),​ llamado perro doméstico o can, y coloquialmente chucho​ o tuso,​ y también choco, es un mamífero carnívoro de la familia de los cánidos, que constituye una subespecie del lobo (Canis lupus).

En 2001, se estimaba que había cuatrocientos millones de perros en el mundo. Su tamaño o talla, su forma y pelaje es muy diverso según la raza.

Posee un oído y olfato muy desarrollados, siendo este último su principal órgano sensorial.

Su longevidad media es de unos trece a quince años, aunque las razas pequeñas pueden alcanzar hasta veinte años o más, mientras que las razas gigantes solo viven nueve o diez años.

Ancestros e historia de la domesticación

Figura de perro realizada por la cultura Colima
Figura de perro realizada por la cultura Colima entre 100 AC y 300 AC.
Fuente: Wikipedia.
Mosaico romano mostrando perro con collar y correa
Mosaico romano mostrando un perro con collar.
Fuente: Wikipedia.

El perro es una subespecie doméstica del lobo, según la comparación de los mapas genéticos de ambas especies.

La evidencia fósil más antigua de un perro domesticado fue encontrada en 2008 en la cueva Goyet de Bélgica, correspondiente a unos 31 700 años y al parecer asociado a la cultura auriñaciense.​

Hasta entonces las pruebas más remotas se habían encontrado en Rusia, con una antigüedad de 14 000 años (Eliseevich).

El hombre consiguió domesticar a ejemplares de lobos, o, más probablemente, se demostró incapaz de impedir que los lobos se introdujeran en sus aldeas y tuvieran allí a sus cachorros.

Este cánido era útil como ayuda en la caza y para defender al grupo y su morada, como demuestran grabados de hace 6000 años en Arabia Saudí.

El compañero de trabajo ideal

Poco a poco, el hombre los adaptó a sus necesidades, creando diferentes razas para las distintas labores y características ambientales y geográficas.

La evidencia genética y arqueológica sugiere que el proceso de domesticación se produjo en los dos extremos de África y Eurasia de forma independiente -aunque posteriormente la población oriental reemplazó casi por completo a la occidental-, así como en las culturas que poblaron todo el continente americano.

El ser humano se dio cuenta rápidamente de los finos sentidos del olfato y el oído que tenía el perro: su olfato es más potente que el del humano.

Su área olfatoria es veinte veces más gruesa, en el caso del pastor alemán tiene una superficie treinta y cuatro veces mayor y con células olfatorias cuarenta veces más que los humanos.

El oído es capaz de percibir sonidos muy por debajo y por encima del rango que oyen los humanos.

Ventaja esta que aumenta su utilidad para la caza y las labores de guarda.

Su uso como pastor y protector de los rebaños es bastante posterior, yendo parejo a la domesticación y explotación de otros animales.

Como animal de costumbres sociales, que convive en grupos perfectamente jerarquizados, se adaptó a convivir con los humanos.

Estos son muy valorados por su ayuda en la caza.

Evidencias históricas desenterradas

Los perros enterrados en el cementerio mesolítico de Svaerdborg en Dinamarca muestran que, en la antigua Europa, eran ya una valiosa compañía.

Han acompañado al hombre en su proceso a la civilización, su presencia está probada en todas las culturas del mundo.

Así en Perú, en la era prehispánica, los moches los usaban como ayuda en la caza y también como mascotas en casa.

En el entierro del Señor de Sipán, se encontraron dentro de las tumbas restos de un perro que seguramente se usó en la caza, ya que el cráneo tenía perfectamente desarrollados sus molares.

El cráneo y los dientes del perro doméstico han disminuido de tamaño con relación al lobo al no necesitar matar presas grandes.

Así mismo, al pasar de una dieta de carne a una constituida por los desechos provenientes de la alimentación de los humanos, desarrollaron cerebros más pequeños que requieren menos calorías y menos proteínas para su crecimiento y sustento.

La percepción del perro por parte del ser humano ha variado y varía según las culturas.

En varias etnias americanas anteriores a 1492, tal y como aún ocurre en zonas del Extremo Oriente Asiático, los perros eran usados directamente como alimento.

En zonas del Oriente Medio el perro ha sido asociado por su aspecto con los chacales.

De hecho científicamente se creyó hasta el desarrollo de la genética a fines del siglo XX que los perros comunes de todo el mundo eran descendientes de chacales.

Al ser los chacales animales principalmente carroñeros, los perros también han sido considerados impuros en esa zona.

Quizás la única especie de perro que no desciende del lobo es el perro fueguino que descendería del culpeo.

Razas

Se han criado una gran variedad de razas caninas con distintas formas, colores y tallas. Esta imagen muestra la diferencia de tamaño entre dos perros.

Hay numerosas razas de perro, las organizaciones cinológicas reconocen más de 400.

​Muchos perros, especialmente fuera de Estados Unidos y de Europa occidental, no pertenecen a ninguna raza reconocida.

Unos cuantos tipos de perro básicos han evolucionado gradualmente durante la relación del perro doméstico con los humanos a lo largo de los últimos 10 000 años o más pero todas las razas modernas tienen un origen relativamente moderno.

Muchas de ellas son el resultado de un proceso deliberado de selección artificial como en el caso de los terriers o de los schnauzers.

Debido a esto, algunas razas están altamente especializadas y hay una diversidad morfológica extraordinaria entre razas diferentes.

Pese a estas diferencias, los perros son capaces de distinguir los otros perros de otros tipos de animal.

Perro cruce de Cain terrier y Bichón maltés
Este ejemplar es un cruce de Cairn terrier y Bichón maltés.
Fuente: Wikipedia.

Que es una raza

La definición de lo que es una raza de perro es tema de una cierta polémica. Dependiendo del tamaño de la población fundadora original, las razas con un acervo génico reducido pueden tener problemas de consanguinidad, concretamente debido al efecto fundador.

Los criadores de perros toman cada vez más conciencia de la importancia de la genética de poblaciones y de mantener patrimonios génicos diversos.

Las pruebas de salud y ADN pueden contribuir a evitar problemas, ofreciendo un sustituto de la selección natural.

Sin selección, los patrimonios génicos consanguíneos o cerrados pueden aumentar el riesgo de graves problemas de salud o de comportamiento.

Algunas organizaciones definen una raza menos estrictamente, de modo que un ejemplar puede ser considerado de una raza siempre que el 75% de su ascendencia sea de esta raza.

Estas consideraciones afectan tanto a los animales de compañía como los perros que participan en exposiciones caninas.

Incluso perros con pedigrí que han sido premiados sufren de defectos genéticos debido al efecto fundador o consanguinidad.​

Estos problemas no se limitan a los perros de pedigrí y pueden afectar ejemplares cruzados.

Se puede predecir en cierta medida el comportamiento y la apariencia de un perro de una raza determinada, mientras que los cruces presentan un abanico más amplio de apariencia y comportamiento innovadores.

Perro mestizo peruano con ascendencia en varias razas
Perro mestizo peruano, con ascendencia de diferentes razas.
Fuente: Wikipedia.

El mestizaje que no derivó en razas de perros

Los perros mestizos son aquellos que no pertenecen a ninguna raza determinada, sino que tienen ascendencia de diferentes razas.

Tanto los perros de pedigrí como los mezclados son aptos como animales de compañía, perros de carga o competidores en deportes cinófilos.

A veces se cruzan deliberadamente perros de dos razas diferentes para crear una raza mezclada como el Cockapoo, que es una mezcla de cocker spaniel y caniche en miniatura.

Estos cruces deliberados pueden presentar un cierto grado de vigor híbrido y otras características deseables, pero pueden o no pueden heredar características deseables de sus padres, como el temperamento o un determinado color o pelaje.

Si no se hacen pruebas genéticas a los padres, los cruces pueden acabar heredando defectos genéticos presentes en las dos razas parientes.

Una raza es un grupo de animales que tiene un conjunto de características heredadas que los distinguen de otros animales de la misma especie.

El cruce deliberado de dos o más razas también es una manera de crear nuevas razas, pero solo será una raza cuando los descendientes presentan de forma fiable este conjunto de características y cualidades.

Clasificación de perros según la FCI

La Federación Cinológica Internacional establece una clasificación en diez grandes grupos por la función y características de los perros.

Pastores y boyeros (excepto boyeros suizos).
Tipo pinscher y schnauzer – Molosoides – Perros tipo montaña y boyeros suizos.
Terriers.
Teckels.
Tipo spitz y tipo primitivo.
Sabuesos, perros de rastro y razas semejantes.
De muestra.
Cobradores y levantadores de caza y perros de agua.
Perros de compañía.
Lebreles.

Más sobre el origen del perro aquí

Fuente: Wikipedia.

Razas de perros pequeños

Razas de perros sudamericanas

Razas de perros extintas